VACUNACIÓN Y DESPARASITACIÓN DE MASCOTAS

“Mi meta en la vida es llegar a ser tan maravilloso como mi perro cree que soy”

Toby & Eileen Green

 

En estas fechas navideñas, cada vez entran más compañeros peludos en nuestras vidas, desde pequeños conejitos hasta enormes dogos alemanes pasando por un amplio abanico de especies, razas y tamaños.

Todos estos animales van a tener algo en común, independientemente de su especie: la necesidad de protocolos de vacunación y desparasitación adecuados.

Las vacunas son sustancias compuestas por una suspensión de microorganismos atenuados o muertos, que se introduce en el organismo para prevenir y tratar determinadas enfermedades infecciosas, para lograr así obtener una producción de anticuerpos frente a estos patógenos, que eviten que nuestros mejores amigos sufran estas enfermedades, muchas de las cuales pueden ser mortales.

Estas vacunas son incluso más importantes cuanto más jóvenes son los animales, ya que, por norma general, su resistencia frente a patógenos es menor que la de los animales adultos, por lo que son más propensos a sufrir estas enfermedades.

El protocolo de vacunación no será el mismo para todos los animales, dependiendo de la zona geográfica en la que vivamos y el tipo de vida que lleve nuestra mascota (casa, jardín, etc.).

Pero, ¿a partir de qué edad podemos vacunar? Los perros pueden empezar a vacunarse a partir de los 2 meses de vida, ya que antes presentan una inmunidad maternal, que es la que se transmite por sus madres en la lactancia, y de ahí la importancia de que los cachorros no sean separados de sus madres antes de este momento.

Las principales vacunas que se administran a los perros son:

  • Vacuna de la rabia (obligatoria).
  • Vacuna polivalente. Nos cubre frente a parvovirus, moquillo, tos de las perreras, hepatitis y leptospirosis.

Existen otras vacunas, como por ejemplo la nueva vacuna que ha salido frente a Leishmania infantum, pero su uso no es tan habitual, aunque, dependiendo de las zonas, puede ser recomendable.

En gatos, se vacuna dos veces, a los 2 meses y a los 3. En ambos casos con una vacuna trivalente que incluye panleucopenia felina, rinotraqueitis y calicivirus. La segunda dosis de vacuna actúa como un refuerzo para la primera.

En conejos encontramos vacunas frente a mixomatosis y enfermedad vírica hemorrágica que, si bien no son obligatorias, al igual que en el caso de los gatos,  son muy convenientes, pues estas enfermedades son fulminantes en estos pequeños peludos.

Generalmente, se revacuna todos los años de cara a mantener la inmunidad frente a los patógenos.

Por otra parte, las desparasitaciones son muy importantes también, ya que nuestros animales pueden tener enfermedades muy graves que pueden acabar con sus vidas debido a parásitos, internos o externos.

Respecto al tipo de desparasitación, va a depender de si son animales que viven fundamentalmente en casa, o bien pasan la mayor parte del tiempo en el exterior, ya sea en fincas o jardines. Las desparasitaciones deben ser más frecuentes en estos últimos, por estar más expuestos.

Encontramos múltiples antiparasitarios en el mercado, que sirven  para diferentes parásitos, por lo que nuestro consejo siempre es informarnos en nuestra clínica veterinaria de confianza para saber cuál comprar y frente a qué parásitos debemos luchar.

Todo esto es profilaxis para evitar la aparición de enfermedades, lo cual nos ahorrará muchos disgustos y malos tragos con nuestras mascotas, por lo que siempre debemos llevar al día estos tratamientos.

Muchos lametones y feliz año nuevo.

Ricardo Lence

Estudiante de Quinto Curso. Grado de Veterinaria

Universidad Complutense de Madrid

Envianos tu comentario

Utilizamos cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que consiente el uso cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button