MI PERRO SE MAREA EN EL COCHE, ¿QUÉ HAGO?

“Los perros no son todo en nuestra vida, pero ellos la hacen completa”.

Roger Caras.

Hola amigos, dentro de poco empiezan las vacaciones de Semana Santa, y muchos de vosotros tendréis que subir a vuestro peludo al coche, ya sea para iros de vacaciones con él, para dejarlo con algún familiar o amigo o para traerlo a Campamento de Mascotas a disfrutar de unas vacaciones.

Llegado el momento de viajar con nuestro amigo, muchas veces nos encontramos con un problema. ¡Nuestra mascota se marea y vomita en el coche! Según los últimos estudios, entre un 15 y un 25% de los perros se marean a la hora de realizar viajes en el coche. Hay muchas causas que justifican los mareos,  desde la falta de costumbre de viajar de nuestra mascota hasta  el hecho de haber comido poco rato antes,  pasando por un amplio abanico que incluye estrés, incomodidad, miedo, etc.

La causa fisiológica más habitual es  un desequilibrio entre la vista y el oído interno. Esta es una de las causas de que cuando son cachorros se mareen más, pues el sentido del equilibrio no está desarrollado aún de forma completa.

¿Cómo saber cuándo nuestro peludo  se está mareando?

Debemos tener en cuenta que nuestros amigos de cuatro patas no son capaces de decirnos que están mareados (cuántos quebraderos de cabeza les ahorraríamos a los veterinarios si así fuera), por lo que debemos estar atentos a una serie de signos que nos indicarán que nuestra mascota está mareada y con ganas de vomitar, como:

  • Bostezos repetidos.
  • Exceso de babeo.
  • Jadeo
  • Inquietud

¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Si el mareo de nuestro peludo se debe solo al estrés o a factores ambientales,  existen algunas formas de  disminuir el estrés de nuestras mascotas ante un viaje:

  • Habituar a nuestra mascota al contacto con el coche. Antes de la realización de un viaje debemos ir acostumbrándolo poco a poco, entrando en el coche con él por periodos que vayan aumentando gradualmente hasta que no le cause estrés.
  • Refuerzo positivo. El coche debe ser un aliciente positivo para la mascota, es decir, si cada vez que sube al coche va al campo, asociarán algo positivo con el coche, apareciendo así un condicionamiento pavloviano que hará que el perro quiera entrar al coche.
  • Ayuno de 4 horas. Funciona solamente con mareos mecánicos, no psicológicos.
  • Temperaturas adecuadas. No debe hacer ni demasiado calor ni demasiado frío, siendo lo ideal una temperatura de 20-22 grados.
  • Paradas frecuentes en viajes largos.
  • Entorno familiar y agradable. Si nuestra mascota lleva algún juguete o mordedor el viaje se le hará más fácil ya que estará en un entorno no estresante para él.

Si aún así, nuestra mascota se sigue mareando, existen fármacos que evitan el vómito, como Cerenia®, un antiemético cuyo principio activo es el maropitant, un antagonista de los receptores de neuroquinina (NK1) que bloquean la acción de la sustancia P (una sustancia que se encuentra en el centro del vómito del sistema nervioso central) o Calmosedán®, una fenotiacina cuyo principio activo es la acetilpromacina que ejerce una acción sedante por la depresión del SNC. Recordad que siempre debemos consultar con nuestro veterinario antes de decidir medicar a nuestros perros.

Y en el caso de los cachorros, recordar que es común que estos se mareen por la falta de desarrollo del sentido del equilibrio, con lo que en muchos cachorros, a medida que van creciendo, les desaparecen los mareos y vómitos, ya que la causa es una falta de madurez anatomo-fisiológica.

Felices vacaciones a todos y muchos lametones para vuestras mascotas.

Ricardo Lence

Estudiante de Quinto Curso

Grado de Veterinaria

Envianos tu comentario

Utilizamos cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que consiente el uso cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button