¿Cómo elijo una residencia canina adecuada?

¡Buenas!

Irnos de vacaciones con nuestras mascotas es un placer, pero muchas veces esto supone una gran complicación o directamente nos resulta imposible. 

Es algo que nos preocupa a la inmensa mayoría de propietarios de perros, nos invade ese miedo a una mala atención y pensamos que nuestro peludo sufrirá durante la separación.. 

¿Cómo elijo una residencia canina adecuada? 1
Jazz en una de nuestras habitaciones

Pues bien, esto no tiene porqué ser así y eligiendo el sitio idóneo la experiencia será positiva.  

Es muy importante concertar una visita guiada por la residencia que nos haya llamado la atención o nos hayan recomendado antes de decidirnos por una en concreto.

Antes de dicha visita hay tres aspectos imprescindibles que no debemos desconocer y a los que prestaremos gran atención en el recorrido.

Aspectos Legales

El centro debe cumplir todos los requisitos, licencia municipal de apertura y el permiso de núcleo zoológico autorizado por la Consejería competente.

Esto nos asegurará que cuenta con los permisos necesarios y que las instalaciones superan los controles sanitarios y de bienestar animal.

Y por supuesto sal corriendo si sospechas que no son capaces de emitir un factura sobre el periodo de estancia de tu perro.

Toda buena residencia canina cuenta con veterinario que supervisa cualquier alteración de la salud de nuestros perros durante su estancia.

Condiciones higiénico-sanitarias: 

Debemos apreciar a simple vista que las instalaciones se encuentran en buen estado de limpieza y ver que los perros tengan siempre a su alcance agua limpia y fresca. 

Preguntaremos el tipo de pienso que tomarán durante la estancia y comprobaremos su calidad. 

Es importante ver las habitaciones, que sean amplias, limpias, agradables  y que cuenten con sistema de climatización.

Prestaremos especial atención al exterior, preguntaremos la rutina diaria para asegurarnos de que varía y realizarán diferentes actividades para el entretenimiento de nuestros perretes. 

¿Cómo elijo una residencia canina adecuada? 2
Dando un paseo por las zonas comunes

Debe tener amplias zonas en las que harán ejercicio y socializarán (con la debida supervisión) con otros perros.

Equipo Profesional de la Residencia Canina

Esta es la parte más importante ya que serán los encargados de “sustituirnos” de cara al cuidado de nuestros perros.

Puedes preguntar cuántas personas trabajan en el centro, si tienen formación especializada y por supuesto que se les vea amantes de los animales. 

También te aconsejamos ser lo más sincero posible con ellos. Debes aclararles cualquier particularidad de nuestro perro, desde manías hasta preferencias. 

Y por supuesto si requiere de alguna medicación, aunque en cualquier buen centro nos preguntarán ellos mismos todo tipo de detalles.

Es interesante saber si vive alguien en las instalaciones, y en caso de no ser así, si tienen algún sistema de vigilancia. 

Comprobaremos el comportamiento de los perros alojados en el momento de la visita y la forma de interactuar que tienen los cuidadores y/o entrenadores con ellos.

Información del Día a Día de tu PERRO

Preguntaremos qué tiempo tendrán de ejercicio y si realizan actividades más allá de estar en un parque un rato sin ningún estímulo y vuelta al chenil. 

🐕🐾¿Como pasan parte la jornada nuestros huéspedes? 🐾🐕¡En este video os lo mostramos a cámara rápida! 😋😋Hoy ha tocado olfateo 👃🏼Siempre que los #perros sean sociables, hacemos actividades en grupo sobre todo que fomenten la calma y cuando alguno tiene otras necesidades ya sea por salud o por carácter, adaptamos las actividades de forma individual 🐶 para que todos disfruten!#OlfatoCanino #PetCamp#AlojamientoCanino #ILoveMyDog #perrosdeinstagram

Publicada por Campamento de Mascotas – Pet Camp en Miércoles, 18 de marzo de 2020
Una de nuestras actividades favoritas 😛

Es preferible que no siempre salgan al mismo parque o recinto, para evitar la monotonía, y que en la media de lo posible esté con otros perros acorde a su carácter, tamaño y edad. 

Así no habrá tiempo al aburrimiento, ya que jugando y relacionándose con los suyos es como mejor se lo pasan.

La idea es que el día a día sea entretenido, para ello es muy importantes el tipo de instalaciones: m2 del centro y su distribución, la cantidad de parques o zonas de paseo y sus tamaños, si tiene piscina y nuestro perro es acuático ya será lo más.

Debemos fijarnos sí aparte de todo esto tienen recintos especializados para otras actividades como por ejemplo pista de agility o parque de olfato, y si nuestro perro es insaciable nada mejor que desgastar un poco mentalmente y así acabar el día rendido. 

Otra cosa que nos preocupa muchísimo:  ¿Qué información recibiré sobre las vacaciones   de mi perro? En cualquier residencia decente entienden que separarnos de nuestro compañero es difícil por lo que nos mantienen informados por teléfono, con fotos y videos inclusive, a diario. 

Referencias de la Residencia Canina

Acabada ya la visita, aún habiendo ido todo bien, nos queda una última cosa por ver, y probablemente de gran ayuda.

Estamos en un mundo interconectado, donde la información es fácilmente accesible, así que podemos leer las opiniones y experiencias de anteriores clientes del centro, es tan fácil como poner su nombre en Google y…¡Tachán!  Encontraremos las opiniones de muchos propietarios de perros que seguramente, y si todo ha ido bien, ya sean usuarios habituales de la residencia canina.

Referencias de la Residencia Canina “Campamento de Mascotas”:    https://g.page/cdmascotas?share 

Exigencias Sanitarias

Ahora ya sí terminamos, no solo el centro tiene obligaciones, nosotros como propietarios deberemos llevar todo lo que nos exijan el día de la entrada de nuestro perrete, siendo también una forma más de comprobar la seriedad del mismo. En cualquier centro legal nos exigen ciertas cosas:

Cartilla veterinaria: En el momento de la reserva nos informarán de que el animal debe estar desparasitado, vacunado y microchipado. En el apartado de vacunas debemos saber cuales son las que debe tener, la vacuna de la rabia, vacuna tetravalente (moquillo, hepatitis, leptospirosis y parvovirus) y la de la tos de las perreras(laringotraqueitis). De esta forma garantizamos la salud de todos los animales alojados en el centro.

Firma de un contrato de mantenimiento temporal: Firmaremos un documento en el que figuran nuestros datos y los del centro, la duración de la estancia, los cuidados que recibirá y la autorización por si hubiera que acudir al veterinario, y el precio.

Espero que os haya gustado el post y que además pueda ayudaros a la hora seleccionar un alojamiento para vuestros amigos de cuatro patas.
Son una parte muy importante de la familia y tenemos que asegurarnos que esté todo perfecto.

Utilizamos cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que consiente el uso cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies